Hace unos días, ojeando las solapas de mis libros, descubrí algunos en los que estaba marcada la fecha en la que comencé a leerlos, el lugar o incluso el vuelo. Moverse por aire, al igual que en autobús, tren o barco siempre nos permite controlar mejor el tiempo y, con él, algunos libros ideales para consumir en lo que dura un viaje a Bangkok, a Cuba o a Sudáfrica. Prueba de ello son estos 5 libros cortos para leer durante un vuelo largo y que te permiten viajar mientras. . . sí, viajas. ¿No es genial?

5El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry

Páginas de la edición de Salamandra: 95.

El libro corto más rentable y famoso de la historia narra una historia tan atemporal como compatible con todas las edades: la del niño rubio que creció en el asteroide B 612 y del que se vio obligado a emigrar ante el abuso de los volcanes y baobabs que crecían en su casa. Un viaje filosófico en el que caben zorros, geógrafos, boas y un piloto del Sáhara que resultaba ser el propio Saint-Exupéry. El libro más acorde para leer en un avión teniendo en cuenta sus pocas páginas o frases como “creo que, para su evasión, aprovechó una migración de pájaros silvestres”.  Maravilloso.

4Todos deberíamos ser feministas, de Chimamanda Ngozi Adichie

Páginas de la edición de Penguin Random House: 64. 

Si hay algún lector que busque la definición de feminismo en el siglo XXI, el ensayo de la nigeriana Ngozi Adichie, una de las grandes voces contemporáneas de África, es la mejor opción. Publicado a partir de una conferencia dada por la autora en el famoso TEDx Talk, Todos deberíamos ser feministas analiza las claves de este movimiento en un milenio en el que el mundo, y especialmente los países tercermundistas, aún se resisten a la igualdad. Imprescindible y muy cortito, incluso para un vuelo nacional.

3El Sunset Limited , de Cormack McCarthy

Páginas de la edición de Penguin Random House: 94

Concebida por McCormack como una obra de teatro, El Sunset Limited es un libro ameno cuya composición a base de un único diálogo convierte su lectura en un ejercicio aún más ágil. La historia se establece entre dos únicos protagonistas: un hombre blanco y exitoso que busca suicidarse y el hombre negro que lo salva, un ex-drogadicto con una fe renovada. Maravilloso libro para comprender este mundo de contrastes y, quizás, un Occidente sumido en su peor crisis espiritual.  Uno de los mejores libros cortos para leer a bordo

2El viejo y el mar, de Ernest Hemingway

Págínas de la edición escolar de Penguin Random House: 200 ( de las cuales 136 pertenecen a la novela).

Recuerdo haber leído este libro (de letra grande, por cierto) durante un viaje de ida y vuelta a Marruecos, por lo que debería ser una lectura más que compatible con una simple ida de, digamos, 6 horas. El viejo y el mar es una de las historias más famosas y cortas del escritor que una vez se sentó en la cubana Playa Pilar y comenzó a escribir la historia de un pescador que navegó hasta las profundidades del Golfo de México para capturar al pez más grande del Caribe. Imprescindible.

1Juan Salvador Gaviota, de Richard Bach

Páginas de la edición de bolsillo de Zeta: 112.

La cosa va de volar, de ser breves y de inspirar, tres factores necesarios cuando nos disponemos a viajar a un nuevo destino.  Si a ello sumamos la historia de esta gaviota que encontró en el vuelo una nueva forma de experimentar un placer innato, las comparaciones con el viaje como forma de liberación es más que oportuna. Todo un clásico breve entre los círculos universitarios de los años.

Estos 5 libros cortos para leer durante un vuelo largo no sólo pueden ser devorados en un sólo trayecto, sino que también pueden aportarnos reflexiones interesantes relacionadas con el propio arte de viajar.

También te puede interesar:

 

¿Qué libro te has leído en un sólo vuelo?

Abrazos,

5 libros cortos para leer durante un vuelo largo
5 (100%) 1 vote

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here